Denia no es (sólo) para el verano

Conocemos Denia por ser una importante población turística, con sus playas, grandes y bien conservadas, su exquisita gastronomía con su gamba roja como estrella y sus veranos interminables. Pero uno de los atractivos de esta población es que en invierno también hay mucha vida y visitarla es una gran idea.

No ocurre así con bastantes poblaciones turísticas que aumentan mucho su población en verano y en invierno se quedan casi desiertas. Denia tiene una población estable todo el año, y un gran abanico de oferta cultural y gastronómica, que mantiene en todas las estaciones.

Una de las ventajas de Denia es que el invierno es tan benigno que no se le puede llamar así por las personas que vienen de otras latitudes de España, y mucho menos por gran parte de los turistas que nos visitan, ¡a los que he llegado a ver con manga corta en pleno enero!

Dar un paseo por Las Rotas, subir al castillo, desayunar en una terraza de Marqués de Campo, callejear por el barrio de Les Roques o el de Baix la Mar, asistir a la subasta de pescado en la lonja, tapear en la calle Loreto y tomar una copa en alguno de los maravillosos bares de la calle de la Mar son sólo alguna de las cosas que se pueden hacer en esta pequeña gran ciudad.

Visitar el Parque Natural del Montgó es otra opción muy interesante en esta época del año, cuando el calor no aprieta. Desde cualquiera de las 6 rutas de senderismo, se disfrutan de unas vistas panorámicas de una gran belleza. Hay rutas fáciles y otras con más dificultad, por lo que todo el mundo podrá elegir la que mejor se adapte a su gusto y experiencia. La ermita del Pare Pere, la Cova de l’aigua, el Racó del Bou, y más de 650 especies de flora y vegetación nos esperan.

En Denia encontramos actividades en familia, teatro, exposiciones, conciertos y museos todo el año. También un ambiente cosmopolita, abierto y amable con el visitante.

Nuestro hotel en denia “La Posada del Mar” también está abierto todo el año, con ofertas especiales, para disfrutar de Denia desde una ubicación privilegiada, en el centro y frente al puerto, formando él mismo patrimonio artístico de la ciudad, con sus más de 700 años de antigüedad.

 

Y tú, ¿a qué esperas para visitar Denia este invierno?

  Denia

 

Montgó

Texto: Yolanda García Hernández